Indice Paises

jueves, 18 de agosto de 2016

Nara (奈良): La ciudad de los ciervos sagrados

Día 12 de agosto

Miles de ciervos llenan las calles de esta ciudad pidiendo comida a los viajeros. En su tiempo sagrados y hoy protegidos como Patrimonio Natural Nacional, los ciervos de Nara son el símbolo de esta ciudad cercana a Kyoto y Osaka. Pasamos una noche en una albergue en el mismo parque y coincidimos con el Festival To-Kae en el que más de 20.000 velas son colocadas por los participantes y por voluntarios alrededor del parque de Nara y en edificios singulares durante 10 noches seguidas.


Linternas de Toka-te
La colocación de las velas debe hacerlas un batallón de personas porque por la tarde estuvimos paseando por alguno de esos lugares y no había ninguna. El cambio es increíble y da a la ciudad un ambiente especial en el que el silencio habitual de la ciudad se mezcla con estas pequeñas luces. Se hacen además varias ceremonias relacionadas con el fuego en los templos y cada vela es un deseo por la paz y el bienestar del mundo. "Toka" hace referencia a la forma de flor que deja la cera después de haberse consumido la vela y que es un indicio de buena fortuna.
Linternas de Toka-te
Linternas de To-kae
Pabellón en el lago
Pabellón en el lago
Los atractivos de la ciudad que habíamos venido a visitar son básicamente dos, aunque tiene otros claro: El parque de Nara con sus ciervos y el Templo Todaiji, con su Budha gigante.
Ciervos sika macho
Ciervos sika macho

Ciervos sika hembra
Ciervos sika hembra
Los ciervos de Nara son autóctonos de Japón. Son ciervos sika, bastante más pequeños que los ciervos a los que estamos acostumbrados. Además, tienen la particularidad de que no pierden las manchas blancas cuando se hacen adultos. La creencia popular, y el motivo por el que en la antigüedad eran sagrados estos ciervos, es que uno de sus dioses bajó de la montaña tras muchos años ausente, a lomos de un ciervo, por lo que se les empezó a venerar y a considerar sagrados, hasta el punto de estar penado el cazar o dañar a uno de ellos. Los ciervos se han acostumbrado a que los seres humanos les cuiden
Galletas
Galletas
y acaricien, y saben que no somos un peligro para ellos. En el pueblo, y sobre todo en el parque, se venden galletitas especiales para darles de comer. Los ciervos tienen localizadas estas tiendas y se agrupan cerca de ellas. En cuanto ven un turista comprando, allí se van, a pedir comida. Si ven que tienes comida son insistentes, llegando a quitarte la bolsa que llevas en cuanto te despistas. Así que, comprad las galletas donde no veáis ciervos al acecho (150¥ el paquete de 10) y abridlo también lejos de ellos. De este modo, podréis darles de comer más tranquilos. Si levantáis una mano, veréis como os saludan en japonés, subiendo y bajando la cabeza. Cuando lo hacen, es el momento de la galleta, que no es otra cosa que la recompensa por hacer un movimiento que se les ha enseñado a hacer aquí. Y cuando no tengáis más, abrid las manos mostrándoselas y ellos se irán. Nosotros disfrutamos mucho de su cercanía y docilidad.
Ciervos entre los turistas
Ciervos entre los turistas
Ciervo macho adulto y joven
Ciervo macho adulto y joven

Budha Vairocana
Budha Vairocana
El templo Todaiji es una gran estructura de madera de casi 50 metros de altura realizada para proteger una estatua de cobre recubierto de oro de Budha Vairocana ("el Budha que brilla a través del mundo como el sol") de más de 20 metros de altura y en el que una persona cabría en una de sus orejas de dos metros y medio. La estatua fue creada en el año 752 aunque ha necesitado alguna reparación en fechas posteriores. Una vez al año, pero no tuvimos tanta suerte, se abren las ventanas de la parte superior del templo para que se vea la cara de Budha desde el exterior. Sin embargo, este edificio construido en el periodo Edo (1615-1867), pese a sus grandes dimensiones y ser la mayor estructura de madera del mundo, es solo una tercera parte del que tenía originalmente cuando fue construido en la era Nara (710-794 a.d). Si os gustan las curiosidades, el templo hoy mide 57 metros de largo y 50 de ancho. ¡Calculad el tamaño del antiguo! En cualquier caso, un paseo en su interior da una idea de sus grandes dimensiones.
Templo Todai-ji
Templo Todai-ji
Cabeza de 2m de altura del guardián Koumoku-ten
Boddhisatvva
Boddhisatvva
Antes de terminar con lo que vimos en el templo, tenemos que mencionaros que en uno de sus pilares hacia la gente una fila para pasar por un agujero que lo atraviesa. Es facil para los niños pero no tanto para los mayores. Tiene la misma dimensión que el agujero de la nariz del Buda y la leyenda dice que si se pasa sin ayuda se tendra suerte en la vida.

Como nos coincidió con el festival Toka, se había ampliado el horario del autobús circular que por un precio muy razonable nos permitió movernos en un par de trayectos evitando algo de calor, aunque no es muy grande la zona antigua a pasear. Pero sobre todo, nos llevaba a la puerta de nuestro albergue que estaba en lo más interno del bosque, junto a la colina, y donde solo se llega normalmente a pie, dándonos la oportunidad de ver muchas más ciervos.
Tablilla de deseos con forma de cabeza de ciervo
Tablilla de deseos con forma de cabeza de ciervo
Ciervo sika hembra
Son muy bonitos estos ciervos
A la mañana siguiente, antes de partir hacia Osaka, nos acercamos a ver el conjunto santuario de Kasuga Taisha que estaba a cinco minutos andando de nuestro hotel. No entramos. Estaban preparando varias ceremonias, pero desde fuera se ven las estructuras y las linternas bastante bien. Es un templo con gran número de peregrinos en la zona como lo muestra el gran parking para autocares que había cerca.
Linternas del templo Kasuga Taisha
Linternas del templo Kasuga Taisha
Datos prácticos:
Deer Park Inn: albergue muy cerca de los puntos de interés. Atención al horario de autobuses porque si no hay suficientes cuando lleguéis, puede ser incómodo subir con el equipaje hasta allí. Está todo muy limpio, se puede usar la cocina y el frigorífico. Buena wi-fi.
Pase de día del autobús: 500¥ (4,40€). Es útil si vais a moveros entre varios de los lugares. Hay bastantes líneas además de la especial circular.
Ticket individual de autobús: 100¥ (0,88€). El último autobús desde la estación de tren que llega al albergue en la parte alta del parque sale alrededor de las 17:00 y el primero de la mañana que pasaba por el albergue era a las 09:45. Los demás autobuses tienen horarios más extensos por la ciudad.
Entrada al templo Todaiji: 500¥ (4,40€)
Entrada al templo Kasuga Taisha: 300¥ (2,98€)
Galletas para los ciervos: 150¥ (1,49€) el paquete


7 comentarios :

  1. Los ciervos son preciosos chicos... Y el templo inmenso, pero muy bonito. Me encanta el colorido de Japón. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si estuvieras aquí, aún te gustaría más, Pili.

      Besos.

      Eliminar
  2. Los ciervos son preciosos chicos... Y el templo inmenso, pero muy bonito. Me encanta el colorido de Japón. Besos

    ResponderEliminar
  3. Impresionantes los ciervos y lo bien acostumbrados q los tienen!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto, Yolanda. De todos modos, son ellos los que mandan. Si ven que no tienes comida, se van a buscar a otro. Y a los pequeñitos no te puedes acercar, son más asustadizos. Ahh, por cierto, aún con la cantidad de ciervos que hay, las calles están limpias porque los dueños de las tiendas están constantemente limpiando sus excrementos.
      ¡Lo flipas!

      Eliminar
  4. qué grande todo... no me extraña que no haya mucho paro, solo con la personas que estarán dedicados a colocar y encender velas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Miguel. Su tasa de paro es del 3,2%, de las más bajas del mundo. Sólo le gana Islandia con un 3,1%.

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.